Hetalia Monsters Gakuen

Hetalia Monsters Gakuen

Foro Rol de Hetalia
 
ÍndiceFAQBuscarMiembrosGrupos de UsuariosAfiliados del foroRegistrarseConectarse
Conectarse
Nombre de Usuario:
Contraseña:
Entrar automáticamente en cada visita: 
:: Recuperar mi contraseña
Últimos temas
» Afiliación Bubbly Hetalia~ [ VIP ]
Dom Ene 08, 2012 11:01 pm por Invitado

» Ficha de felicia
Lun Ene 02, 2012 10:46 pm por Felicia Vargas

» Lista De Personajes Disponibles. (actualizado 2/10/2011)
Vie Dic 30, 2011 4:54 pm por Felicia Vargas

» Sobre el Foro
Jue Dic 08, 2011 5:14 am por Mizore Shirayuki

» Ore-sama Busca rol
Jue Dic 08, 2011 5:03 am por Cassie Fernández

» ¿Algo de ayuda? [Privado/Einar]
Lun Dic 05, 2011 11:25 am por Einar Ólafursson

» Expedición a las Ruinas (Libre)
Dom Nov 27, 2011 2:47 pm por Stolz Weillschmidt

» Я не хочу... [Libre]
Miér Nov 09, 2011 7:05 pm por Itzamma Montoya

» Come here, cute girl! [Privado/Alice]
Sáb Nov 05, 2011 4:03 pm por Alfred F. Jones

Mejores posteadores
Stolz Weillschmidt
 
Abend Diederich
 
Cassie Fernández
 
Alfred F. Jones
 
Ivan Braginski
 
Antonio Fernández
 
Itzamma Montoya
 
Einar Ólafursson
 
Melas Vargas
 
Mizore Shirayuki
 
Photobucket
</span></td></tr><tr><td  class='row1'  align=

Comparte | 
 

 Just smoke one cigarette more {libre}

Ir abajo 
AutorMensaje
Anya Braginskaya

avatar

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 02/08/2011

MensajeTema: Just smoke one cigarette more {libre}   Miér Ago 03, 2011 10:37 am

De nuevo estaba sola en esa Academia, aún cuando hubiera tanto personal y alumnado que bien podría sentirse sofocada. Pero aún cuando fuera rodeada por decenas de personas sentía como si estuviera sola en todo el mundo. Pero ella misma se lo había buscado, comportandose de esa manera con todas esas personas. Cretinos. Siendo tan fría y cruel con aquel se le pusiera enfrente. Lo merecían. Rodeandose de solo personas que buscaban no ser abusados por ella e igualmente fueron más o peor maltratados por ella. Incredulos. Por aquello no tenía a alguien con quien pasar el tiempo.

No olvido a María, aquella joven cubana que siempre se mostro tan amable y amigable con ella. Pero por el mismo remordimiento de haberle hecho daño una vez dejo de hablarle y solo se comunicaba con ella por medio de cartas. No estaba preparada para hablarle aun.

En esos caso de sentirse extremadamente sola, lo único que podía hacerla sentirse bien -aparte de un buen trago de vodka- era tocar el piano, el violin o cantar, cualquier cosa que tuviera que ver con alguna actividad musical podrían bien darle más 'libertad', dejar que su alma expresara todo el sentimiento que guardaba tras esa mascara de una sonrisa falsa e infantil.

Con el paso más magistral que nunca, avanzo de manera lenta y suave por el aula de música, adentrandose lentamente y cerrando la puerta detras de ella, recargandose un momento para mirar a su alrededor. Los instrumentos y la oscuridad nada más, como a ella le gustaba. Observo la luna enorme desde la ventana abierta y sonrio un poco avanzando de nuevo hasta el gran piano que estaba cercano. Deslizo sus dedos suavemente por la tapa que cubria als teclas del piano hasta levantarla, tocar unas cuantas notas antes de sentarse en el banco enfrente del piano.

Acaricio las teclas, como una amante lo ahce con la pareja marchita o una madre apra alegrar al hijo que triste está. No necesito orden y pronto comenzó a tocar. Claro de Luna. Una piesa que le gustaba mucho, en especial por que era relajante.

Poco a poco fue perdiendose en los sonidos y dulces melodias que producia al tocar las teclas del piano. Olvidando por un segundo, donde estaba, que hacía y sobre todo ... quien o que era ella.

[Pieza tocada = Clair de Lune - Debussy]
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stolz Weillschmidt

avatar

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 27/07/2011

MensajeTema: Re: Just smoke one cigarette more {libre}   Miér Ago 03, 2011 7:11 pm

Esa tarde no había hecho más que correr, después de todo, las clases estaban a la vuelta de la esquina y solo unos días faltaban para que este tuviera que volver a las largas clases encerrado en la prisión que era su aula, pues a él como Licántropo le encantaba los espaciosas abiertos, pero, su profesión requería de libros y pizarras para llevarse a cabo. Realmente le encantaba el hacer clases, era su vida, pero deseaba que al menos unas pocas de sus cátedras se desarrollasen el jardín de la Academia. Sabía que el olor a tiza se acercaba, el molesto polvo que se le metía e la nariz sensible de lobo, el cómo le manchaba las manos, era realmente una tontera, pero eso era una de las cosas que le fastidiaban de su profesión.

Tras aquella tan ajetreada tarde no sabía que podía hacer para relajarse, deseaba fumar o beber un trago pero en las dependencias de la escuela estaba rotundamente prohibido, pero entonces paso en frente del aula de música, que estaba completamente desocupada, pues el profesor se había cambiado de cátedra y aun no llegaba ningún maestro que le suplantase o tomase su lugar. Una idea paso por su cabeza y rápidamente se introdujo en aquel lugar, estaba todo silencioso, extraño para considerar que es era un salón de música, pero a él eso le agradaba, pues así podría estar tranquilo y relajado. Unos minutos después se dirigió a el viejo despacho que estaba completamente desocupado, ni siquiera un solo mueble, ni estantes, ni escritorio, ni sillas, solo el en aquel cuarto se sentó apoyando su espalda en la muralla frente a puerta por la que había entrado y desde aquel maletín que le acompañaba a todos lados saco una botella de Vodka recién comprada, el en realidad era más una persona de la cerveza, pero no encontró ninguna en la tienda de la ciudad, un vaso de cristal y una cajetilla de cigarrillos.

Lentamente se sirvió medio baso de aquel licor y encendió su cigarrillo, aspiro profundamente y cerró los ojos entre la inmensa oscuridad de aquel despacho, cerró los ojos y recordó aquel tiempo que pasaba junto a su hermanos en Alemania y ambos fumaban a la orilla del lago en donde estaba su castillo, al tomar un trago de Vodka, los muchos recuerdos de sus visitas a sus amigos Rusos, tanto humanos como monstruos, con los que bebían hasta caer desmallados, sabía que eso estaba mal, pero el realmente no le importaba mucho, era inmortal y cosas como esas no le matarían.

Repentinamente escucho como se tocaban en forma errática aquel piano que aún estaba en plena aula, se disponía a ponerse de pie para decirle en forma muy amable y cortes, a quien fuese que estuviese tocando que se largase y no molestara, pero entonces escucho como alguien tocaba en forma hermosa, realmente hermosa, muy diferente a como tocaba el antiguo maestro de música, no es que el fuera malo, solo que esta música sonaba, melancólica.

Tras unos pocos minutos salió del despacho y pudo ver con claridad que era una chica muy guapa, blanca como la nieve y de cabellos claros que solo había visto una solo una vez, era sin duda una de los estudiantes, la había visto varias veces en su clase y siempre le llamo la atención su forma de ser, y su rostro, lo encontraba bonito.

Entonces el, aun con el cigarrillo en su boca, apoyándose en el muro y con el vaso de Vodka aun en su mano, silbo por la sorpresa. – Realmente eres buena en eso – dijo y cayo para oír la respuesta dela estudiante.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Anya Braginskaya

avatar

Mensajes : 10
Fecha de inscripción : 02/08/2011

MensajeTema: ¿Quien eres?   Jue Ago 04, 2011 9:31 pm

Entre más tocaba más se sentía atrapada por el mundo de notas que había creado para si misma de manera casi inconciente. Ahogandose en un mar de notas delicadas y melacolicas, dejando de respirar por un gran momento, un momento en el que aumento el ritmo de su música antes de ser interrumpido por el habla de alguien, dejando de tocar mientras por esto mismo un sonido desafinado. Sus ojos se abrieron y clavaron en la persona enfrente de ella con un semblante relajado o más bien firme, pero delicada como las musas hechas escultura en un pilar de marfil.

Dejo pasar unos segundos antes de pensar en contestarle a ese profesor, por que sabía de antemano que era un profesor. Examino sus manos, ocupadas por un vaso de vodka, su bebida alcoholica favorita y un cigarrilo. Ambos, viejos vicios de aquella vampiro. Miro el liquido y luego dirigio su vista al del mayor de nuevo.

- Spasibo - su voz salio dulce y calmada, un tono neutral al jugueton que siempre tenía presente. Permanesio quieta en su lugar sin tensionar algún musculo. Su boca se sintio seca y solo podía pensar en dos cosas que podían calmarla, ambas estaban prohibidas por la escuela. Vodka. Sangre. - Me apetecería saber que hace un profesor a esta hora - de un lado sabía que ella no debía preguntar eso, ya que tampoco debería estar en ese lugar, pero al diablo, se sentía con todo para preguntar a cada persona el por que de su ubicacion y mandarlos a hacer otra cosa.
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Stolz Weillschmidt

avatar

Mensajes : 86
Fecha de inscripción : 27/07/2011

MensajeTema: Re: Just smoke one cigarette more {libre}   Sáb Ago 06, 2011 10:37 am

- Fue una hora de paz - respondió con una voz muy profunda, mientras se acercaba lentamente al piano donde se encontraba la chica, haciendo rechinar los tablones bajo sus pies - quería tomar un trago y fumar un poco - termino de responder a la pregunta de la joven muchacha, claro el sabia que estaba prohibido hacer ambas cosas en la academia pero a el realmente no le importaba, sabia que todo estaría bien si ella no hablaba demás y algo le decía que ella no lo haría. Soltó el humo que tenia en los pulmones, luego vio su baso y que estaba vació y se le apeteció otro trago, entonces cuando se disponía a sacar la botella para servirse otro trago, se fijo bien en la muchacha sentada en aquella silla de madera en frente a las teclas de los pianos, claramente era una vampira, era notorio ya que podía ver el como lo miraba a el y claro también al licor que llevaba con el, podía notar todo esto ya que tras diez años de enseñar en esa academia había desarrollado un sexto sentido para esas cosas, debía de hacerlo, si no podía morir en las manos de sus propios estudiantes.

Pero ya estando cerca de la muchacha pudo ver bien su rostro, era muy blanco, como la mismísima nieve que cae en el invierno, sus ojos le llamaran fuertemente la atención, tenían algo que le recordaban mucho a frió y sabia que esto sonaba de locos pero sus ojos le mostraban el frió de su vida, la melancolía del norte del mundo. Y así no pudo evitar pensar que era una chica muy guapa en realidad.

Entonces se dio cuenta que de que ella miraba mucho su baso y se percato de lo que ella quería, y a el realmente no le importaba darle un trago, sabia que ella era de ultimo año, adema estaba bastante grande como para que le negasen tomar algo que ella quisiese, claro sin contar la sangre fresca de victimas inocentes, así que se acerco completamente a el piano, puso el baso de cristal que traía sobre el instrumento musical y sirvió el licor transparente hasta llenar el recipiente - adelante - dijo mientras se acercaba a un pupitre cerno y se sentaba en la silla, sin dejar de juguetear un poco con el cigarrillo en su boca - puedes beber, no se lo diré a nadie - dijo con una leve sonrisa asomándose en su rostro-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
Contenido patrocinado




MensajeTema: Re: Just smoke one cigarette more {libre}   

Volver arriba Ir abajo
 
Just smoke one cigarette more {libre}
Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Historias de Temática Libre
» Divirtiéndome un rato [libre]
» Fénix... [LIBRE]
» ¿Compradora compulsiva? Puede ser~ {Libre}
» Los jugadores del Bicho tuvieron que bañarse "al aire libre"

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Hetalia Monsters Gakuen :: Aulas :: Aula de Musica-
Cambiar a: